Experimentar, crear y emprender

Experimentar, crear y emprender
26/05/2018 Los Mundos de Pau
En Emprender

Desde hace ya bastantes años y en estos tiempos más que nunca estamos cansados de escuchar relacionadas las palabras mujer, emprendedora, dinámica, multitask… Ésta última me encanta porque decir que somos multitarea sin más no es ni la mitad de carismático.

Y es que no puedo negarlo, cuando escucho que alguien me describe como una mujer emprendedora me vengo arriba, me digo que puedo con todo, que los límites los marco yo, que las cosas son más sencillas de lo que parecen. Experimentar, crear, emprender… no puedo negar que suena bien. Eso sí, ojalá alguien me hubiera explicado cuando empecé mi aventura hace ahora ya dos años, que las cosas a veces son algo más difíciles de lo que parecen.

Y eso es, precisamente, de lo que quiero hablaros en mi post de hoy, el primero de otros muchos, de como una joven empresaria afincada en Lugo y amante del ecodiseño dejó atrás su vida anterior para montar su propia empresa online.

Bueno, pues allá va, estos son mis tips para montar una tienda online desde cero:

Defiende tu idea, confía en ella, cuídala y desarróllala porque es el pilar sobre el que se va a asentar tu negocio. Eso de que ninguna idea es mala no es cierto (lo siento, pero es así) pero si crees que la tuya es buena no lo dudes y lánzate a por todas. Eso sí, antes investiga y comprueba que puedes hacerte un hueco en ese mercado y la viabilidad de llevarla a cabo. Creatividad y  sentido común siempre han de ir de la mano.

Elabora un plan de empresa y prepara un presupuesto. Ten en cuenta que es necesario tener muy claro cuál será tu inversión inicial para poder hacerle frente y que el inicio no sea más complicado de lo necesario.

Rodeate de un buen equipo de profesionales y ten en cuenta que todo proyecto web debe contar con un buen programador, un diseñador gráfico que cuide tu imagen de marca y un fotógrafo que dé vida a tus productos. Tú eres bueno en lo tuyo pero debes buscar a los que lo son en tus puntos débiles.

Ten en cuenta las normas relativas al comercio electrónico y la protección de datos; si no eres un experto en la materia, no olvides contar con alguien que te pueda asesorar a nivel jurídico y legal.

 

Y sobre todo, una vez que tu proyecto eche a andar solo tendrás que tener siempre presente tres palabras básicas: paciencia, constancia y trabajo. ¡Mucha suerte!

Comentarios (0)

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*